Biomecánica y Simulador

Valoración del rendimiento en frenada. Prueba única en España y Europa sobre biomecánica deportiva en el motociclismo

La frenada es uno de los gestos más importantes en la conducción y muchas veces el que marca la diferencia entre dos pilotos, dos posiciones.  La valoración biomecánica sobre el rendimiento en la frenada, fundamentada en evidencia científica, surge para demostrar que el rendimiento físico de los pilotos de motociclismo es medible en esta acción y, a partir de sus resultados, podemos ayudarles a mejorar y cómo.

 

Prueba biomecáncia de la frenada 

 

La prueba consiste en un test sobre el simulador CKU con cargas para evaluar el rendimiento de un piloto en el gesto de la frenada. Para ello usamos diferentes técnicas biomecánicascomo la electromiografía muscular y fotogrametría 3D, y, además, otras técnicas como las de valoración cuantitativa de las fuerzas o escalas cualitativas del esfuerzo.

 

 

 

QUÉ medimos y CÓMO lo medimos

Mientras el piloto hace el test, medimos diferentes parámetros a través de técnicas instrumentales biomecánicas. Por un lado, a través de la electromiografía muscular medimos y conocemos cómo se activan los músculos implicados y cómo éstos cambian. Lo que nos permite conocer cómo y cuándo se llega a una posible fatiga muscular en la acción de la frenada, cuándo y en qué fase, conociendo los puntos débiles de nuestro piloto y, por tanto, los que se deben trabajar más y cómo.

 

Y por otro lado, al mismo tiempo del registro electromiográfico, registramos el movimiento a través de la fotogrametría 3D, lo que nos permite conocer parámetros como  ángulos en el tren inferior y, principalmente, superior en las diferentes fases de la acción de frenada, cómo cambian esos ángulos a lo largo del test por el estrés muscular al que está sometido el piloto, las velocidades y aceleraciones en los movimientos… y se objetiva la importancia en sus cambios conforme el esfuerzo comienza a ser exigente, conociendo en qué músculos debemos focalizarnos y cómo.

 

Hay otros parámetros muy importantes en la medición del rendimiento de un piloto que también son medidos, como la fuerza máxima, la fuerza a vencer en frenada, la resistencia al esfuerzo, el nivel del esfuerzo percibido, la pérdida de fuerza tras el test… y otros, como el nivel concentración, coordinación, fatiga…

 

Resultados

Los resultados globales del test nos permiten conocer qué debe mejorar un piloto para mejorar en la frenada. Ya que este test nos permite conocer si hay que reforzar unos músculos específicos, grupos musculares, fuerza resistencia, fuerza máxima, fuerza explosiva u otros parámetros medidos.

 

Para QUIÉN y CUÁNDO

Es un test para pilotos de velocidad, a partir de edades de 15 años, pilotos de nivel profesional y amateur. Puede ser aplicado en cualquier momento de la temporada, pero lo ideal es hacerse unas 3 valoraciones. Una en pre-temporada, otra al inicio de la temporada y otra al comienzo de la segunda mitad de la temporada. De esta manera podemos planificar una temporada, con objetivos concretos, factibles y medibles.

 

Otros recursos

Por otro lado, el piloto puede entrenar sobre el simulador con cargas y mejorar los resultados en el test. Así, probar los resultados sobre la frenada real.  Puede hacerlo trabajando cada circuito de la temporada con cargas diferentes para cada frenada, combinando con trabajo físico y cognitivo, lo que le permite prepararse físicamente y trabajar de manera específica para cada circuito y, en consecuencia, mejorar la frenada.